Familia y Diversidad Sexual

Escrito por espacioconvivir

Noviembre 5, 2020

Hablar de diversidad sexual no es fácil, en general y en el ámbito familiar resulta particularmente complejo, ya que nos sitúa frente a preguntas que nos interpelan a revisar nuestras ideas respecto a qué es lo que consideramos “normal”, “adecuado”, y estas ideas están permeadas y son construidas en base a nuestro sistema social, donde se plantea la existencia de dos géneros: el masculino y el femenino, y estas ideas son la regla con la que se mide una amplia gama de vivencias y experiencias subjetivas. El concepto de diversidad sexual nos habla de la existencia de múltiples tipos de expresiones, orientaciones e identidades sexuales. La perspectiva que aborda los Derechos Humanos y la Sexualidad nos plantea el desafío de conocer y comprender que existen diversas formas de amar, de sentir placer y de construir familias.

La ignorancia y los prejuicios sobre la diversidad sexual generan diversos riesgos y problemas de salud mental en esta población. Los problemas de salud mental más comunes son la depresión, el abuso de sustancias, aislamiento social y conflicto con pares.

Estos riesgos y problemas que se expresan a nivel social, se replican también a nivel familiar, en la dificultad que manifiestan en particular adolescentes y adultos jóvenes para poder compartir o develar dentro de su familia de origen, su identidad sexual diversa. Los temores que prevalecen tienen que ver con ser rechazados por la familia, ser excluidos o expulsados de su familia.

El proceso de compartir la identidad diversa con la familia, lo que comúnmente se conoce como “salir del closet” también es un proceso que puede durar años, y requiere de un proceso de aceptación a nivel individual primero para luego hablarlo con padres, hermanos, hermanas, etc.

Cuando se produce una develación en la familia, ésta se ve enfrentada a desplegar y movilizar múltiples recursos adaptativos, que requieren en primer lugar elaborar el duelo por la idea de identidad y un proceso de aceptación de la identidad diversa. El camino sin duda no es fácil, pues nos enfrenta a las preguntas planteadas al inicio. A través de la aceptación, la apertura y un profundo respeto a las diversidades, podremos ir construyendo un tejido familiar y social que, desde lo humano, sea capaz de acoger a todes.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Tienes dudas? Contáctanos